Seguimiento – auditorías

El estudio parte de la estricta atención a las características particulares de cada negocio (ubicación, clientes, proveedores, personal, horario, etc.) para detectar y exponer los posibles errores en su desarrollo y las soluciones que corrijan y potencien su correcto funcionamiento.

Para mantener un constante nivel se elabora un plan de seguimiento y control que garantice el sistema y calidad de trabajo alcanzado.